miércoles, 11 de marzo de 2020

VISUALIZACION

La visualización creativa es una técnica psicológica que permite alcanzar un estado emocional deseado a través de imaginar una visión concreta y positiva en este caso, nos guía hacia el bienestar.
Tómese unos 20 minutos. Ubíquese en un lugar cómodo y silencioso. Respire profundamente y comience a relajar su cuerpo desde los pies hacia la cabeza.


OPTIMO. En este primer caso debe recordar un período de su vida en que se haya encontrado fuerte física y mentalmente. Visualice una imagen óptima, pero real, que haya experimentado en alguna ocasión. Se apela a una imagen de felicidad y fortaleza que deseamos para nosotros. Una escena, en la que se valore, se acepte, y actúe con seguridad y confianza. Puede efectuar la visualización acompañándose con música suave y sentida.

POSITIVO: En la segunda fase, visualiza que va por la calle y se siente genial. Puede apreciar con detalle todo lo que lo rodea, se siente en armonía con su entorno.
¡Sonría! La paz comienza con una sonrisa. Desencadenará una cadena de actitudes positivas, se creará un clima más positivo. Asegurándose de pasarlo bien a cada paso que dé, de disfrutar de todo lo que lo rodea, sin perder nunca el entusiasmo.
Esta fase es muy importante ya que se basa en el presupuesto fundamental de la terapia cognitiva: nos sentimos bien porque estamos vivos, estamos rodeados de belleza y, amamos la vida y la sabemos apreciar.

CON PASION: Ahora visualícese en el trabajo poniéndole PASION a lo que hace, es lo que mejor puede propulsar sus sueños. Es el mejor aliado de la pasión es la ejecución y hacer que las cosas pasen: las situaciones se crean y los resultados se construyen.
Es fundamental insistir hasta que vea las imágenes en su mente. Una prueba de que lo está haciendo bien, es que se sentirá muy bien en ese instante.

TRATARSE BIEN: Ahora debe visualizarse relacionándose muy bien con su familia. Tratándose bien y con mucho amor. Porque lo que piensa y dice, determina lo que atrae. Tenga en cuenta que lo importante es tratarse bien y quererse para que lo quieran.

RELAX: Visualícese disfrutando de sus momentos de ocio. Cómo vibra imaginando momentos fabulosos: Visualícese relajado en el sillón haciendo…NADA. Cuando empecemos a sentirnos estresados y a perder nuestra vitalidad, no hay nada mejor para cargar las pilas.

SALUD: También visualícese atendiendo con pasión a su autocuidado, estar en forma, comer adecuadamente y disfrutando de lo que come. Aprecia su salud óptima. Y así va repasando el resto de las facetas de su vida, la relación con los amigos, con la pareja, etc. Cuando disfrutamos visualizando el cerebro absorbe mejor los mensajes que le estamos dando.
Viva intensamente cada momento de su vida…. Y haga de las dificultades los pasos para aquello que quiere alcanzar. Sea consciente y disfrute del proceso. Actúe estando en el presente, dese cuenta de lo que va realizando y disfrútelo. Necesitamos muy poco para ser felices ¡y ya lo tenemos todo para hacerlo!

10 pasos para bajar las revoluciones y vivir en armonía y de manera más saludable.


Los trastornos relacionados con el estado de ánimo ya son considerados la segunda causa de enfermedad crónica. La primera es el dolor.
El estrés ya le ganó la batalla a la mayoría de los argentinos. El problema es que si sigue así, de forma continuada y sin que las personas consigan controlarlo, podría ganar la guerra contra la salud física y psíquica.

Aunque es casi imposible vivir sin un cierto grado de estrés, controlarlo sí es posible. La clave es bajar un cambio y, por suerte, existen muchas técnicas de relajación que se pueden incorporar a la vida cotidiana. El Start Living, por ejemplo.

Pero, ¿qué significa eso? Tu Día se lo preguntó a Lucila Guttman, coaching de salud y bienestar. "Si reconocemos cómo es el mecanismo del estrés, si sabemos cuáles son nuestros estresores y las consecuencias de ellos, y si luego buscamos una estrategia para afrontarlo y controlarlo, sin duda seremos capaces de mejorar nuestro bienestar y nuestra calidad de vida", detalló la especialista.

Start living y el control del estrés no necesariamente tiene que ver con bajar el ritmo de vida. Más bien se trata de disminuir las preocupaciones, bajar la autoexigencia y saber cuáles son las prioridades. "Siempre es necesario matizar con un momento de reflexión, introspección o silencio. Meditar también nos permitirá estar alertas y aumentar nuestra percepción de lo que ocurre alrededor y de la realidad".

10 pasos para relajarte y aliviar la presión del estrés

» RECONOCER. Las primeras señales de estrés (sequedad bucal, pupilas dilatadas, presión alta, malestar estomacal, sudoración fría)

» DETECTAR. Las situaciones que te pueden causar estrés: cuestiones impredecibles, lo que no se puede controlar, lo que representa una amenaza.

» PRESENTE. Viví el presente. Nunca dejes para mañana lo que podés hacer hoy.

» CONSCIENCIA. No te preocupes por lo que no podés cambiar. No reacciones al estrés sino respondé ante él.

» SILENCIO. Entrá poco a poco en el silencio, sin hacer nada. Cerrá los ojos y escuchá el sonido del silencio por lo menos 10 minutos cada día, sin interferencias.

» AYUDA. Además de la medicina tradicional, las terapias complementarias pueden ayudarte: yoga, Tai Chi, bioenergía, meditación, coaching.

» ENFRENTAR. Sólo si enfrentás tus temores, podrás liberarte de ellos.

» RUMIAR. Los pensamientos negativos sólo aportan una visión distorsionada de los hechos y nos empujan a tomar decisiones equivocadas.

» METAS. Los impedimentos no significan fracasos. Las equivocaciones son parte del proceso de aprendizaje. Expresá tu meta en voz alta cada mañana para que se haga posible, y caminá en esa dirección.

» RELAJAR. Todo pasa y no hay mal que dure 100 años. Aunque no estés con fuerza, levantate, vestite y salí.



martes, 7 de enero de 2020

Breathwalk o caminar consciente cómo técnica para superar el estrés


La técnica que toma a la caminata como una forma de meditación activa para lograr el bienestar
La técnica que toma a la caminata como una forma de meditación activa para lograr el bienestar
Caminar es una actividad barata, al alcance de la mayoría de las personas. Además, puede transformarse en un ejercicio meditativo, una característica que la hace aún más interesante. ¿Cómo? A través de una técnica conocida como Breathwalk, que tiene su origen en el Kundalini Yoga y fue introducida en los EE.UU. por Yogi Bhajan.
La técnica propone una renovación y un cambio de objetivos y perspectiva, en una actividad común y cotidiana. Se trata de la combinación de pasos con patrones de respiración específicos. Hay quienes también agregan la pronunciación de mantras.
Caminata + respiración profunda
Caminar y respirar en la vida cotidiana, son acciones que se realizan sin pensar, ya están incorporadas de forma automática. Por lo tanto, la propuesta del breathwalk es hacer el camino inverso: lograr que estos actos dejen de ser mecánicos y se transformen en un “hacer consciente” que le suma múltiples beneficios.
En un informe publicado por el World Journal of Gastroenterology en 2.007, el Dr. M. Vazquez-Vandyck y sus colegas descubrieron que esta práctica ejercía un efecto beneficioso en pacientes que sufrían hepatitis C, obesidad y resistencia a la insulina.
Este “caminar consciente” es en realidad una forma de meditación activa que requiere de desarrollar concentración y atención tanto en el ejercicio como en la respiración. El secreto parece residir en su sincronización. La clave está en sentir cómo el aire ingresa dentro del cuerpo y llega a todas partes. Al respirar profundamente, no sólo llega más oxígeno al cerebro, sino que además se consigue un estado de bienestar intenso, donde es posible desarrollar nuevos estados mentales y emocionales, que ayudan a disminuir los niveles de ansiedad y estrés que nos enferman.
Cómo practicarla
En una entrevista con la Lic. Lucila Guttman, coach ontológico de salud y bienestar, y yogaterapeuta especializada en estrés, nos explica cómo hacer Breathwalk paso a paso:
Fijamos la caminata consciente como un objetivo, y nos comprometemos con el mismo. Nos visualizamos realizando efectivamente esta actividad, con todos sus beneficios, y la incorporamos como un hábito saludable.
Reunimos los elementos necesarios: zapatillas bien cómodas, ropa liviana y suelta. Podemos utilizar auriculares con melodías para acrecentar la relajación. También una manta para la relajación final y una botella con agua para hidratarnos.
Si bien esta técnica puede realizarse simplemente dando vueltas a la manzana de nuestro hogar, o andando por una avenida, lo más recomendable es realizarla en un parque, playa, o campo.
Una vez apagado el celular, nos disponemos a disfrutar de un tiempo para nosotros y nuestro bienestar.
Comenzamos a caminar con paso lento, precalentando el cuerpo. Hacemos estiramientos suaves, elongando las piernas y la espalda.
Al comenzar a caminar, hacemos 3 respiraciones profundas y abdominales, para ir induciendo al cuerpo y la mente a relajarse. Se inhala por la nariz, elevando suavemente el abdomen, y se exhala por la boca.
Una vez que ya precalentamos y comenzamos a relajarnos, vamos a apurar un poco el paso, y a sincronizarlo con la respiración. Ejemplo: doy 4 pasos mientras inhalo y cuento mentalmente hasta 4. Retengo el aire inhalado en los pulmones y cuento 2 tiempos. Luego, exhalo el aire mientras camino dando 8 pasos y contando 8 tiempos. Ahora en vacío hago una retención de 2 tiempos. Es aquí donde actúa la oxigenación de la células del organismo.
Y así sucesivamente, continúo caminando, inhalando en 4 tiempos y dando 4 pasos, retengo en 2 tiempos, exhalo en 8 y vuelvo a retener en 2 tiempos. Cuando siento cansancio o agitación, detengo la sincronización y respiro normalmente.
Para activar la meditación vamos a iniciar una contemplación sostenida del entorno natural. Por ejemplo, seguir con la mirada el vuelo de los pájaros y apreciar su canto, percibir la brisa en el cuerpo, los rayos del sol entre los árboles, sentir el perfume de sus hojas y flores, etc. Así, de esta manera, si vienen pensamientos a nuestra mente, los dejamos pasar, y sin juzgarlos, retomamos la contemplación activa del entorno, casi mimetizándonos con él. Lograremos así aquietar la mente y experimentar sensaciones distintas, provenientes de la contemplación de la naturaleza y el entorno. También podemos intentar sonreír, o al menos hacer la mueca de una sonrisa, para que el cerebro libere endorfinas, y así sumar una experiencia placentera.
Una vez que hemos caminado unos 20 minutos o media hora, sincronizando la respiración con el andar, nos disponemos a bajar el ritmo lentamente.
Finalmente buscamos un lugar donde recostarnos. Puede ser sobre el pasto, boca arriba, con los brazos relajados al costado del cuerpo, y simplemente nos detenemos a sentirlo. Podemos cerrar los ojos y hacer unas respiraciones profundas, o, si se prefiere, mirar el cielo percibiendo su grandeza.
Las investigaciones científicas han demostrado ampliamente que practicar la meditación brinda beneficios físicos, mentales y espirituales que incrementan el optimismo, la creatividad, la vitalidad y hasta la felicidad. Elija la técnica que más le guste.
¡Breathwalking es una posibilidad!

martes, 29 de agosto de 2017

Coaching de Salud

 
Es una disciplina que se ocupa de que las personas puedan gozar de una mejor salud y de una mayor consciencia que les permita vivir plenamente. Para saber cuáles son los recursos y habilidades con que contamos para alcanzar el bienestar integral, ya leímos suficiente sobre comer frutas y verduras, no hay que fumar ni tomar alcohol, dormir 8 horas y hacer ejercicio físico...¿esto alcanza para sentirnos bien y satisfechas?. Aisladamente, la educación en salud no es efectiva para conseguir los cambios de conducta requeridos y mantener una mejoría a largo plazo. Es por eso que el coaching de salud trabaja para mejorar estilos de vida, prevenir enfermedades y manejar estados cotidianos a través de programas individuales o grupales, para recuperar la salud y el bienestar.
El coaching toma a la persona como protagonista del proceso de mejora y sanación. Se compromete a producir el cambio que quiere en su vida y a mantener bajo su responsabilidad su cuidado. Crea un espacio libre donde expresar lo que siente, donde aprender qué es lo que lo daña y qué conductas limitan u obstaculizan su salud. Un espacio para expresar las emociones negadas, para abrir un abanico de posibilidades y nuevas formas de funcionar en el mundo. Es una propuesta con el aquí y ahora, la emocion presiente, para sanar el pasado y diseñar el futuro. La idea es dejar de ser "paciente-pasivo", para utilizar el poder de hacer cambios positivos para su salud y bienestar. Lo más importante es darse cuenta: ser conscientes de una conduscta para comenzar a cambiarla. Aceptar y atreverse a transitar las emociones, sacar los miedos, y liberar la pesada carga de lo no expresado. Empezar a mirarse con aceptación, dejando el juicio y la crítica,
Con el coaching de salud se pueden mejorar los habitos alimenticios, el ánimo y la autoestima, afrontar la enfermedad, adaptarse al tratamiento. y aceptar el apoyo del otro.

Algunos hábitos para incorporar:

 Sé agradecida, solo los necios no sienten agradecimiento. El agradecimiento es un valor que te impulsa a la espiritualidad. No dudes, otras puertas se abren al ser agradecidos.
 Ejercitá el perdón, Te vas a sentir más liviana al limpiar tu corazón del rencor. El perdón es un valor que te impulsa a la espiritualidad.
 Practicá el lenguaje positivo. Las palabras tienen una carga energética muy importante.
 Sacate la mufa. Soltala, neutralizala, pone tu música preferida y canta bien fuerte.
 Reíte, no pierdas ninguna ocasión para reirte, liberá endorfinas que contribuyen activamente a tu sensación de bienestar integral, físico, mental y emocional, te generan una relajación activa, es decir, que relajan y energizan.
 Ayudá a los demás, así encontrarás más beneficios para tu salud que quien recibe la ayuda.
Lucila Guttman
Coaching Ontológico de Salud y Bienestar

martes, 24 de mayo de 2016

¿Es posible regular el stress?




Los seres humanos tenemos la capacidad muy variable para afrontar las adversidades de la vida. Existen distintos factores que determinan que una situación es generadora de stress Diariamente nos enfrentamos a cientos de situaciones generadoras de sensaciones por los retos en el trabajo, los conflictos de la cotidianidad, el tránsito, los pagos, los horarios y las frustraciones por metas no alcanzadas
Con que se de uno de ellos ya hay una situación estresante. Y si se dan varios el stress es aún mayor.
El cerebro es un detector de amenazas, de información amenazante. Y cada vez que nuestro cerebro detecta algo que supone una amenaza, ya sea para nuestro tiempo o para nuestra vida generará hormonas del estrés para aportarnos la energía necesaria.

Hay 4 factores determinantes:
* Novedad. Lo que nos pasa debe ser algo nuevo, algo que no nos haya ocurrido nunca.
* Impredictibilidad. Lo que ocurre debe ser impredecible, es una situación inesperada para nosotros.
* Sensación de Descontrol. No podemos controlar la situación, porque no tenemos herramientas para hacerlo, o bien porque no sabemos cómo.
* Amenaza (para nuestra personalidad). Puede ser física (por ejemplo si vamos a recibir un golpe) o ficticia (por ejemplo si atacan nuestra autoestima, o cuestionan nuestra capacidad para realizar una tarea).
La gran pregunta: ¿qué puedo hacer para que esto que me pasa sea menos nuevo, menos impredecible…?
Que debo hacer frente a esto? Buscar una estrategia para hacer frente a los factores estresantes de la vida.
El stress sano o positivo representa el motor de nuestra vida, si te liberas completamente del estrés, estás muerto; en esta vida necesitas stress positivo. Cuando hablas con personas felices, verás que siempre se marcan pequeños retos que desean conseguir, pero la diferencia es que conocen, por así decirlo, su resistencia al estrés, y cuando el estrés es excesivo, frenan.
Bendiciones

lunes, 11 de abril de 2016

Tus Pensamientos, tus emociones, TU SALUD

Somos seres completos y todo lo que constituye el cuerpo, mente y espíritu, se conecta de una manera tal que la deficiencia de uno puede afectar al otro.
Se ha trabajado en determinar que los dolores crónicos  no tiene nada que ver con enfermedades graves o lesiones anteriores. Se considera la relación entre el  dolor con las emociones negativas  como el estrés -. Que terminan por afectar algunos el cuerpo.

  Dolor de cabeza: en la mayoría de los casos, el dolor en la cabeza (o migraña) ocurre debido a la presión de la vida cotidiana, el estrés y la sobrecarga de actividad. La mejor manera de resolver este problema es relajándose
Relájese y encuentra tiempo para el ocio. Ir al cine, la playa o leer un buen libre.
 Dolor en el cuello:
Se cree que cuando nos culpamos por determinado acontecimiento, generamos una conciencia culpable, causando un cúmulo presión en la zona del cuello.
Aprende a perdonar a los demás y a ti mismo (a).
Recuerda que todo el mundo puede cometer errores, incluido nosotros mismos.
Es muy importante buscar lo bueno en las personas y, más que eso, es una cuestión de salud. 
Namaste